27 de enero de 2009

Tintinenea


Tintinenea
es mucho más que un nombre para identificar mi casa (mi tío Nacho la bautizó así por mi hermano Daniel porque de pequeños todos le llamábamos Tintín). Tintinenea es una idea. Y me explico.




Tintinenea es una casa gigante llena de muebles que no pegan el uno con el otro. Es una casa con una habitación de cada color. Son los sofás de los que nadie se quiere levantar. Son los coches que mi hermano deja por el suelo y que mi primo Rafa recoge y se mete al bolsillo.

Son los días en los que hay 10 personas en la cocina y tan sólo está cocinando una. Son los días de apulgueramiento total y absoluto, que da pereza hasta coger una onza de chocolate de encima de esa mesa con la que algún día algún hijo se va a abrir la cabeza.

Tintinenea son los días en los que mi madre hace Crêpes o Natillas y entonces todos los primos se quieren quedar a dormir. Tintinenea es subir a los cuartos y ver el desorden causado por la diversión.

Tintinenea es saber que una de las bombillas está fundida y que tardará en ser cambiada. Pero a todos nos da igual. Tintinenea es quitar el Belén y el Árbol en febero o marzo porque así parece que dura más la Navidad.


Son esas noches en las que no hay camas suficientes para todos y acaban durmiendo cuatro en la misma. Tintinenea han sido aquellos castigos que nos ponían por discutir los cuatro hermanos y al final nos aliábamos contra nuestros padres minutos después de habernos estirado de los pelos.




Tintinenea son todos aquellos jarrones y sucedáneos que hemos
roto jugando a fútbol dentro de casa en lugar de en la portería del jardín.


Y son todas esas cosas que hacen una familia gigante y única en un espacio con nuestra ley. Ni república independiente ni ná. Tintinenea. Y punto.



Mis hermanos y algunos de mis primos bailando y cantando el chiqui-chiqui. No os imagináis la de tomas falsas que hay! Son geniales ^^ A todo esto, donde están bailando es mi antigua habitación.


Mañana examen de Derecho Romano. Alguien se ofrece para cortarme las venas? Que a mí me da cosa.

2 comentarios:

En el 5º Anillo de Saturno dijo...

Por supuesto,yo misma te las corto con mi propio bisturí,faltaría más

Me gusta Tintinea, llena de alaridos de tu madre y de la música de la Play. Sus sofás,sus mantas, sus camas...

TE QUIERO

En el 5º Anillo de Saturno dijo...

Habemus aprobadum??