8 de enero de 2009

Siberia en mi jardín

Doña croquet (mi prima Ángela para los desconocidos) disfrazada de muñeco de nieve en la Cabalgata de Reyes.


Empiezo el año con un catarro. Bueno, es el mismo que tenía a fin de año.


Mi nuevo despertador tiene un fallo terrible, hecatómbico..Es de manecillas y eso conlleva un continuo ''tic, tac, tic, tac, tic, tac..'' que durante el día es imperceptible, pero cuando llega la noche y está todo oscuro y en silencio me taladra la cabeza. Solución: he dejado el despertador en el baño. Desde ahí no oigo el tic, tac..pero tampoco he oído la DULCE alarma. Consecuencia: he llegado tarde a clase. Yupi yei..


En los Reyes tengo un regalo que sin ánimo de ofender a los demás regalos, es el mejor. No es útil. Tampoco es bonito que digamos. Es pequeño y fácil de perder. No es llamativo, ni nunca será la envidia de muchos. Pero es mi regalo, el mejor de todos.


Estoy hablando de una piedra rojiza. Del suelo. Podía ser de cualquier suelo, pero no. Es la piedra que cogí en el estadio Ernst Happel de Viena. Del mismito campo de fútbol. Creo que ya comenté que la llevé a una joyería para intentar ponerle un enganche sencillito y poderla llevar en el cuello.
¿Que por qué tanto por una piedra? Porque para mí es como un baúl de los recuerdos. Una historia comprimida en una piedra en lugar de en un archivo del ordenador.

Mi madre se enteró y fue a la joyería para encargar un enganche más bonito. La piedra está rodeada por unos pocos hilos de plata. Ha quedado preciosa. Mañana pondré una foto.


En cuanto al título, es que simplemente hace un frío de cojones. Cuando no hay viento, se está hasta bien, nunca más de 3 grados. Eso sí. Cuando hay aunque sea un poco de vientecillo, es como si 100 cuchillos te atravesaran la cara. Da la sensación de estar como poco a 100ºC bajo cero. Ayer llegué a casa con partes del cuerpo que no sabía ni que tenía, heladas.


Es curioso eso que acabo de decir..porque cuando te vas muriendo congelada se te quedan dormidas las partes del cuerpo..por lo tanto, las notas menos. Vale no, no es curioso. Es una gilipollez, pero me da pereza borrar ahora todo.


Como se me acaba de ir el dolor de cabeza con el Efferalgan/Couldina/Ibuprofeno voy a ponerme a estudiar Administrativo. A ver si a la noche, cuando acabe, vuelvo a tener dolor de cabeza

¿Qué apostamos?


1 comentario:

En el 5º Anillo de Saturno dijo...

Apuesto mi mano derecha y tres falanges distales de la izquierda.
No te quejes, mon amour, que servidora lleva dos días encamada con una de esas gripes estomacales consistentes en el pack vómito+fiebre. Ya ves qué bonito. Jorl, con las ganas q tenía de volver a la facultad...Mañana sí.

Buena vuelta a la uni

tekieromazoooooooooooooooo