29 de agosto de 2009

Motín abordo de mi mente


¿Quieres que te diga lo que estoy pensando?
Dime.
Creo que no nos quedamos ciegos, creo que estamos ciegos. Ciegos que ven. Ciegos que, viendo, no ven.

La mujer del médico se levantó, se acercó a la ventana. Miró hacia abajo, a la calle cubierta de basura, a las personas que gritaban y cantaban. Luego alzó la cabeza al cielo y lo vio todo blanco. ''Ahora me toca a mí..'', pensó. El miedo súbito le hizo bajar los ojos. La ciudad aún estaba allí.

José Saramago. (Ensayo sobre la ceguera)

Me estoy quedando ciega yo. Porque ya sé lo que hay y no quiero ver más. No quiero correr la cortina y observar el espectáculo. Cuando acabe, aplaudiré, porque sé que es bueno. Un buen actor.

Dato importante: Ahora morirme no sería más desgracia, que perderte para siempre. Ya lo dice la canción.


1 comentario:

En el 5º Anillo de Saturno dijo...

El otro día cogí de la biblioteca "Ensayo sobre la ceguera".Esta noche me lo empezaré,mañana te cuento

Espero que se disuelva pronto el motín...

Beso