6 de junio de 2009

Descubrimiento cotidiano

He cambiado de opinión. Antes creía que todo era pura casualidad. Ahora me he dado cuenta de que todo pasa por algo y que desencadena circunstancias ya diseñadas. ¿Por quién y por qué? Ni lo sé, ni me importa.

No voy a pegarme toda la vida buscando algo que nunca voy a saber. Como tampoco voy a estar toda la vida persiguiendo un sueño que se escapa constantemente. Se va, recapacita, vuelve unos pasos y cuando levanta los ojos echa a correr otra vez. Again, como dirían los ingleses.

Me conformaré con un par de fotografías. (Mentira, pero bueno, ajo y agua.)

Ajo y agua. Esa es la clave.

Si te caes y se ríen. Ajo y agua.
Si te atracan. Ajo y agua.
Si habías planeado matar a un tipo que todos los días a las 10 de la mañana pasa bajo tu casa paseando a su perro para que se cague en tu puerta y el día que decides cometer el acto en lugar de él pasa su mujer, de la cual estabas terriblemente enamorado. Ajo y agua. (Es importante saber que ese día había eclipse de sol y por eso el chaval no vio a la mujer de sus sueños).
Si te han mentido. Ajo y agua.
Y así una lista sin fin de ''y si...'''.

Porque la primera vez que oí la expresión me quedé desconcertada. Mis tristes 7 años de vida no entendían qué coño pintaba un ajo y un vaso de agua (digo vaso por ser el recipiente que antes me ha venido a la testa) en tus jodiendas diarias.

Luego, mi desconcierto pasó a un amplio... ''aaahh!! claro!'' cuando me enteré que significaba:

AJOderse y AGUAntarse.

Ley de vida, beibes.

2 comentarios:

seo dijo...

pues no lo habia vista asi

yo tb me preguntaba a que venia esa expresion

*leyre* dijo...

jejejeje, no sabia k era x eso....
xk te a dado x el ajo y agua?!!

un messsssssssssssss