6 de julio de 2008

En blanco y negro



En lo pasado está la historia del futuro. [Juan Donoso Cortés]

Buscando, buscando, he encontrado esta foto dentro de un libro viejo que había por mi casa. Es preciosa...Somos mi madre, mi padre y yo disfrazada de mosquetero =) En la foto tengo dos años clavaditos porque mi cumpleaños suele coincidir con los carnavales!

Estoy viendo que esta noche va a ser muy útil. No tengo sueño en absoluto, así que me pondré a hacer cosas de provecho, tales como tirarme en el sofá a ver una película..

La de cosas que nos pueden pasar a la Matasanos y a mí en el Interraíl!! Espero que tengamos miles de historias que contar y que nuestros cuadernos se acaben de tanto que tengamos que escribir para no olvidar! Porque cosas como ''Tarrrrjetassss en brrrragasss, rrrápido..'' son cosas que hay que evitar sea como sea que caigan en el olvido...

El olvido..Qué lista es la mente que olvida lo malo! Y más nos vale! Hace unos días leí un reportaje sobre supermentes, y una mujer recordaba con exactitud todos los detalles de cada día de su vida desde que era un infante mocosil..lo imagináis? Para mí sería algo hecatómbico...

Y volar a tu ventana para encontrar la paz...

...y recoger la lluvia en tus ojos, llegar a puerto, descansar.

Isabel.

2 comentarios:

En el 5º anillo de Saturno dijo...

Bueno,eso de recordar todo detalladamente creo que me suena.Fuera coñas,creo que la susodicha tenía peligros de hemorragia cerebral por exceso de información,tipo el ordenador cuando un hermano/a lo llena de porquería y funciona a velocidad caracolil.

Pero nosotras no tendremos ese problema: para ello están los cuadernos del bitácora,cosa que llevo haciendo desde...no sé cuanto tiempo hace,pero además de ayudarme a desahogar muchas cosas,me sirve para plasmar recuerdos tipo al de "serpiente sin huesos" que de otra forma se me habrían olvidado por completo.

A todo esto,la foto es simplemente preciosa.

Brindo por el no-olvido!

Para terminar,te cuento la conversación que acabo de tener con Rosita. Te sitúo: yo estaba dándole en la cabeza con un pimiento verde (y no sé por qué leches he estado media hora llamándolo pepino) y me ha saltado

-¡¡Vete a la mierda!!
-Vale, ya me voy- y salgo de la cocina.
-Bueno, pero pon la mesa- rectifica ella.
-¿En qué quedamos: pongo la mesa o me voy a la mierda?
-Mmmm...primero pon la mesa y luego te vas a la mierda

Es lo que suele llamarse un diálogo de besugos.

Te quiero

Matasanos*

Darko_17 dijo...

Jorl... Nuevo blog. Lo que se descubre mirando las estadísticas del blog (c.o.) La verdad es que eso de recordar todo con detalle, hasta el más nimio hecho es algo que me suena bastante. Creo que cuando sea un viejo decrépito acabaré como esa buena señora del reportaje. Camino voy de ello, aunque en el fondo eso no es malo. Ya lo decía mucho mi abuelo (que tenía que ser primo segundo por parte de padre de esa señora del reportaje porque también se acordaba de todo): para saber quién se es hay que saber de dónde se viene, y en eso vale englobar no sólo antecedentes familiares, sino personales. ¿En el artículo ponía si la buena señora estaba soltera?
Y poco más. Voy a ver si friego y me bajo con Carmen a bañarla, a ver si hay más suerte que ayer y tarda un cuarto de hora en emular a la niña del exorcista.
Saludos