25 de mayo de 2010

El maravilloso mundo de las propinas

El día de hoy me ha encantado. No sé decir con exactitud por qué estoy tan contenta, supongo que es por el cúmulo de situaciones que me han dado mucha satisfacción. Nada destaca sobre el resto y es precisamente eso lo que me gusta. Pequeñas cosas.

Como contar chistes malos mientras tomamos un café y esperamos a que bajen al restaurante los clientes alemanes. O coger sumamente rápido todas las propinas porque como nos vea el jefe..mal asunto! Qué satisfacción da el saber que tu trabajo de ha gustado mucho a 34 personas de golpe. Sonrisa picarona.

Y como no sé decir confit de pato en alemán, pues digo ''cua, cua''. Y me entienden igual =)


Como volver del trabajo casi a las 12 y que esté Rubén esperando con un ''¿has cenado?''. Y acabemos yendo al McDonalds a por un heladit de 1 euro con un KitKat incrustado y al volver empiece a jarrear de lo lindo. Y que nos pongamos de agua perdidos. Y que no nos molestemos en correr.

Enseñar a fregar la cocina en condiciones a una hora intempestiva y abrir todas las ventanas para que entre el olor a tormenta.

Ahora me voy a la cama.

Mañara será otro gran día =)

Adiós!

3 comentarios:

MeloW dijo...

La felicidad ... engaño de la inocencia? ... ojala me engañaran asi toda la vida :D

MeloW dijo...

... ayer visitando decenas de blogs anonimos por aburrimiento deje un unico comentario en el blog que mas me gusto ...

Un saludo :)

Anónimo dijo...

Tu padre va a salir el lunes en televisión en "Volver con..."! Estaremos atentos! =)